top of page

AMITESH SHRIVASTAVA: EARTHLY DELIGHTS

10 de abril – 25 de mayo, 2024

042024_Amitesh Shrivastava_01_comprimidas.jpg

Villa Magdalena se complace en anunciar la primera exposición de Amitesh Shrivastava (Khairagarh, India, 1975) con la galería y su primera presentación individual en España, Earthly Delights, realizada en estrecha colaboración con Gratin, Nueva York.

 

Los cuerpos enredados con paisajes evocan familiaridad y extrañeza a la vez. De manera esencial, las enigmáticas presencias de los cuadros de Amitesh Shrivastava (Khairagarh, India, 1975) provienen de la crianza del artista en el estado de Chhattisgarh, en el centro de la India, una zona densamente boscosa, caracterizada por su inmersión en el mundo natural y su estrecho contacto con los animales, el agua, las plantas y los árboles. Todos estos elementos tienen su propia textura, o fur, como la denomina el artista. Estas texturas crean sensaciones fugaces que Shrivastava traslada a sus lienzos en forma de pinceladas a capas, gruesas aplicaciones de pintura y una paleta cromática que combina tonos azules, ocres y carne. Lo que él mismo siente ante este conjunto de estímulos supera cualquier intento contundente de representar con exactitud el mundo físico.

 

En las nuevas obras de Shrivastava, uno se convierte en testigo del misterio infinito que se esconde más allá de los límites de la humanidad. Los dos lienzos más grandes de la exposición, Sin título (2023) y Sin título (2023), evocan la tensión psicológica que surge de lo que se siente y se oye pero no se ve. Inquietantes a la par que imaginativos, estos cuadros revelan la fascinación del artista por la capacidad del bosque para ocultar la aparición de animales cuya existencia confirman los sonidos. En estas situaciones, uno piensa en todo tipo de escenas y criaturas, sin saber si lo que apenas se percibe supone una amenaza real o no. El abanico de escenarios ficticios hace de esta experiencia el punto de partida perfecto para unos cuadros que parecen crisoles donde los elementos se absorben indiscriminadamente en el cuadro como un vórtice. Como resultado de la meticulosa observación de la materia orgánica por parte del artista, la imaginación se ve sometida a trucos mentales y las figuras comienzan a aparecer de forma alucinatoria. Bajo estas inestables franjas de hierba, todas las formas de vida y muerte crean movimientos rítmicos que hacen que la naturaleza respire y palpite. Escenas bucólicas poseídas por espíritus generan visiones rurales dignas de pesadilla.

 

Las calaveras, como símbolos de la muerte, están muy presentes en la historia del arte, especialmente en el contexto cristiano occidental. En varias obras, Shrivastava representa estos temas y otros icónicos (madre-hijo, arcángeles) que refuerzan su sensibilidad clásica. El artista sitúa a estos ídolos en escenarios terrenales que evocan motivos primitivos. En estas visiones pictóricas, volvemos a un estado primordial en el que la naturaleza ha sido despojada de su esencia misma y las figuras fósiles son desenterradas del suelo. Shrivastava habla de su experiencia vivida con el barro como leve inspiración de su inestable imaginería. En esta capa de suciedad suceden muchas cosas a la vez: las cosas crecen y se disuelven, los insectos se arrastran, la humedad y la sequedad interactúan y los animales habitan. Una luz y una temperatura determinadas se hacen palpables. El barro constituye una realidad global que activa la sensibilidad visual del artista. Shrivastava utiliza pinceladas expresionistas que evocan a maestros premodernos (Munch, Van Gogh, Goya) para representar la muerte como una fantasía en la que los esqueletos han sido invocados de nuevo a la vida. La paleta y las texturas del artista se convierten en extensiones de la tierra que crean una sensación general de desolación ante la extinción total de los restos de la vida moderna.

 

La obra de Shrivastava se ha mostrado en exposiciones individuales y colectivas a nivel internacional: Gratin, Nueva York (2023); Project 88, Bombay (2022); Project 88, Bombay (2020); Project 88, Bombay (2017); Cona Foundation & Mumbai Art Room, Bombay (2015); Wechselstrom Gallery, Viena (2014). Earthly Delights at Villa Magdalena es la primera presentación individual del artista en España.

DESCARGAR DOSSIER DE LA EXPOSICIÓN

Video: Daniel Ghet

VISTAS DE LA INSTALACIÓN

Vistas de la exposición: Amitesh Shrivastava: Earthly Delights, Villa Magdalena, Donostia-San Sebastián. Fotografía de Idoia Unzurrunzaga.

OBRAS DESTACADAS

GG3-14-2418116 a.jpg

Amitesh Shrivastava

Sin título

2023

Acrílico sobre lienzo

152 x 216 cm (60 x 85 pulgadas)

© Amitesh Shrivastava;

Cortesía del artista, Villa Magdalena y Gratin

GG3-14-2418114 a.jpg

Amitesh Shrivastava

Sin título

2023

Acrílico sobre lienzo

152 x 216 cm (60 x 85 pulgadas)

© Amitesh Shrivastava;

Cortesía del artista, Villa Magdalena y Gratin

GG3-14-2418098 a.jpg

Amitesh Shrivastava

Sin título

2023 Acrílico sobre lienzo

91 x 91 cm
(36 x 36 pulgadas)

© Amitesh Shrivastava;

Cortesía del artista, Villa Magdalena y Gratin

GG3-14-2418088 a.jpg

Amitesh Shrivastava

Sin título

2023
Acrílico y óleo sobre lienzo

51 x 61 cm
(20 x 24 pulgadas)

© Amitesh Shrivastava;

Cortesía del artista, Villa Magdalena y Gratin

GG3-14-2418093 a.jpg

Amitesh Shrivastava

Sin título

2023
Acrílico y óleo sobre lienzo

51 x 61 cm
(20 x 24 pulgadas)

© Amitesh Shrivastava;

Cortesía del artista, Villa Magdalena y Gratin

GG3-14-2418079 a.jpg

Amitesh Shrivastava

Sin título

2023

Acrílico sobre lienzo

31 x 31 cm
(12 x 12 pulgadas)

© Amitesh Shrivastava;

Cortesía del artista, Villa Magdalena y Gratin

GG3-14-2418081 a.jpg

Amitesh Shrivastava

Sin título

2023

Acrílico sobre lienzo

38 x 38 cm
(15 x 15 pulgadas)

© Amitesh Shrivastava;

Cortesía del artista, Villa Magdalena y Gratin

GG3-14-2418089 a.jpg

Amitesh Shrivastava

Sin título

2023

Acrílico sobre lienzo

31 x 31 cm
(12 x 12 pulgadas)

© Amitesh Shrivastava;

Cortesía del artista, Villa Magdalena y Gratin

GG3-14-2418097 a.jpg

Amitesh Shrivastava

Sin título

2023

Acrílico sobre lienzo

61 x 51 cm
(24 x 20 pulgadas)

© Amitesh Shrivastava;

Cortesía del artista, Villa Magdalena y Gratin

bottom of page